22/09/2011

Arte con frutas y verduras

El arte con frutas y verduras inició su andadura en China hará unos 2000 años. En la tradición oriental el tallado de frutas y verduras  para la decoración de platos y eventos era considerado un verdadero arte, tal y como puede serlo la música, la pintura o la danza.

La información más completa sobre este arte lo hemos encontrado en El Portal Gastronómico de Pepe Iglesias, una excelente guía de manjares y rarezas culinarias.

Escribe Pepe Iglesias que, <el arte de decoración en frutas se inició en China, concretamente en la región de Xian, durante la segunda dinastía Tang (唐朝), para celebrar su vuelta al trono después de la usurpación bastarda llevada a cabo por la dinastía Zhou (周 690-705).

Según narra el poeta Li Po (李), el emperador Zhong Zong (中宗) quiso celebrar su triunfo con grandes demostraciones de agradecimiento a los dioses y así, en las ofrendas de frutas, buscando el máximo esplendor posible, sus artesanos cocineros esculpieron en las frutas y verduras de las ofrendas, formas de animales míticos, objeto de adoración, tales como dragones, pájaros, peces, etc.

A mediados del siglo IX la poetisa feminista y revolucionaria Yu Xuanji (魚玄機), difundió este arte entre el pueblo haciéndose muy popular, aunque siempre con un cierto carácter sagrado, generalmente fúnebre.

Con la expansión del imperio durante el mandato de la dinastía Ming (明), la cultura china se difundió por todos los países limítrofes con el Mar de la China, sobre todo en los siglos XVI y XVII, contando con la mediación de los misioneros españoles y portugueses, estableciendo comercio con países como Tailandia, Camboya, Malasia, Japón, Filipinas, etc.

Así pues, la cultura Thai (por aquel entonces se conocía como Siam) esculpía esplendidas flores imaginarias, que es la forma más conocida en el mundo ya que fue a adoptada por la mayoría de aquellos países que durante el siglo XX fueron colonizados por el turismo (Indonesia, Thailandia, Vietnam, Camboya, Malasia, Filipinas, etc.).

Una tercera forma mucho más cartesiana y práctica, es la japonesa, el Mukimono (剥き物), una verdadera técnica de cocina ya que todas sus preparaciones se comen como guarnición del plato (generalmente del Sashimi y Shushi), a diferencia de las otras que solo sirven de ornamento en fiestas u ofrenda a los dioses. Estas se diferencian, además de su uso culinario, en que sus formas son geométricas, puramente estéticas dentro de la concepción de la belleza sobria que caracteriza la filosofía Sintoísta.>

Cuenta la leyenda que el arte se introdujo en Tailandia cuando, en el año 1364, una de las princesas de palacio decora una lámpara flotante (usada en una ceremonia tradicional tailandesa) con figuras talladas en frutas y verduras. Al verlo, el rey se emociona e impulsa este arte para su uso exclusivamente en la corte.

Finalmente, el arte de la talla se «democratiza» en el año 1932, al decidir el rey vigente extenderlo formando a los profesores de escuela. Así, pasa a ser una más de las artes oficiales, tal como la pintura, música, danza, etc.

Los vegetales y frutas que cada país produce permite contar con una gran diversidad de productos con los que se puede llevar a cabo el arte mukimono.

Entre los vegetales más usados se encuentran el camote, la zanahoria, el nabo, el rábano, el pepino, la berenjena, la cebolla, el pimiento, el apio o la calabaza. Por su parte, las frutas más recurridas son el melón chino, el kiwi, la manzana, la sandía, la piña, la papaya y las frutas cítricas como la naranja, toronja y mandarina.

Algunas de las figuras que se pueden crear son: un pingüino con una berenjena, un dragón con camote amarillo, una canasta con un melón, un cangrejo con un pepino, una paloma con nabo, un barco con una sandía, una langosta con zanahorias o un florero con una piña. En realidad, sólo la imaginación es el límite.

Actualmente se realiza la talla de forma habitual en todo el mundo para adornar y vestir de color las mesas de los restaurantes de categoría y en grandes celebraciones.

En Europa y en general en el mundo occidental el arte con frutas y verduras tiene su primer momento de gloria en el siglo XVI, cuando Giuseppe Arcimboldo, conocido pintor italiano, que revoluciona el retrato con sus representaciones manieristas del rostro humano a partir de flores, frutas, plantas, animales u objetos; estas pinturas fueron de los primeros trabajos artísticos verdaderamente creativos con frutas y verduras en el mundo occidental.

Hace recientemente poco Till Novak, artista contemporáneo alemán, hacía un remember futurista de estos retratos de Arcimboldo con su Predator hecho con verduras.

La aplicación que se puede dar a este arte es amplio. La talla de frutas y verduras es indudablemente una excelente opción cuando pensamos en dar un toque distintivo y atractivo a nuestros eventos sociales…

Para los que estéis interesados en aprender las técnicas y los trucos del mukimono hay escuelas como las FrutArt, Cake & Bake y Thot Kinji, que son lo más representativo del momento y están ayudando a revolucionar nuestra estética culinaria.

Para los que queráis empezar a practicar ya mismo, os dejamos un video-tutorial para hacer una garza con una zanahoria, un rábano y dos palillos.

Imagen de previsualización de YouTube

Y para los que sois realmente inconformistas y creeis que todavía se puede ir mucho más allá, os regalamos este otro vídeo, en el que la talla es un mero trámite previo a una exquisita pieza musical.

Imagen de previsualización de YouTube

¡Ahora ya sabéis cómo suena una zanahoria!

>

Fuentes:

http://www.enciclopediadegastronomia.es/articulos/misterios-de-la-cocina/decoracion-con-frutas-y-verduras.html