30/01/2012

La botica en casa

El reino vegetal proporciona gran cantidad de beneficios al ser humano. Además de crear oxígeno o poner color en hogares y jardines, las plantas son muy utilizadas en el mundo gastronómico para ensalzar los sabores de numerosos platos, y hay algunas que son especialmente digestivas y con propiedades curativas.

Aunque los avances científicos de los últimos tiempos son innumerables, los remedios caseros siguen triunfando en la sociedad por su eficiencia y por haber demostrado ser, desde tiempos muy antiguos, una fuente de salud y longevidad.

Os traemos una pequeña recopilación de hierbas y plantas medicinales, que pueden ser muy beneficiosas para vuestra salud y os pueden solucionar más de un problema sin tener que salir de casa ni recurrir a un especialista.

Una de las infusiones predominantes en nuestra cultura es el té, realizado con las hojas de la planta que lleva su mismo nombre y que tiene capacidad estimulante, similar a la del café, aunque no daña el estómago, sino que ayuda a que éste realice sus funciones.

Esta hierba fue descubierta por los chinos y, precisamente, ellos son sus principales consumidores. Hay que resaltar, además de las mencionadas anteriormente, sus propiedades diuréticas, así como para mejorar la visión y la capacidad de atención.

 

MANZANILLA

Esta es una hierba adaptada a los climas cálidos, semicálidos, semisecos y templados, de abundante presencia en Latinoamérica, cuyas hojas se asemejan al encaje y sus flores se caracterizan por sus tonos amarillos y blancos. Es una de las infusiones más empleadas en el mundo, ya sea como bebida o aplicándola directamente sobre la parte afectada.

Desde tiempos antiguos, los mexicanos han empleado esta hierba para tratar los trastornos digestivos leves, como diarrea, gastritis, indigestión o cólicos, algo que en la actualidad también es común en nuestra cultura.

Asimismo, es frecuente emplearla para irritaciones o inflamaciones oculares, para lo cual es necesario cocerla y dejarla enfriar. Otros usos hacen referencia a las afecciones respiratorias (catarros, tos, asma, etc.), para limpiar heridas superficiales o tratar el acné.

 

POLEO

Esta hierba es una de las más empleadas en forma de infusión, ya que proporciona propiedades antiespasmódicas, antisépticas, así como para reducir la flatulencia, y ayuda a realizar digestiones pesadas.

En otros tiempos, esta planta también se empleó para ahuyentar los insectos de los cultivos. Las propiedades curativas se encuentran en la totalidad de la planta y su principal finalidad es la de optimizar las funciones digestivas. Además, se emplea para catarros y tos.

 

TILO

Esta infusión es producto de un árbol que puede llegar a medir hasta 30 metros y puede crecer de forma silvestre, aunque lo más común, actualmente, es cultivado en climas cálidos, semicálidos y templados. La parte medicinal se encuentra en sus flores y frutos que contienen farmesol y proporcionan un olor agradable.

Debido a sus capacidades sedantes es frecuente emplearla como tranquilizante, para calmar el estado nervioso. Además, ayuda a realizar la digestión y a dormir con facilidad. Aunque esa es su principal función también se emplea para reducir los problemas coronarios y arteriales, así como para cólicos y reducción de las irregularidades menstruales.

 

VALERIANA

Las propiedades medicinales de la raíz de la valeriana no se descubrieron hasta el siglo XVI, en el que se conoció su capacidad para controlar la epilepsia.

Al igual que la tila, esta hierba, administrada con precaución, actúa contra el nerviosismo, como sedante y relajante. Sin embargo, si no se cuida la proporción del consumo puede dar lugar a la excesiva sedación del sistema nervioso, así como al retardo de la circulación y el descenso de la presión arterial.

 

MENTA

Existen cerca de 30 variedades de esta hierba, aunque las más utilizadas son la Menta (Peppermint o Mentha Piperita) y Menta Verde (Spearmint o Mentha Spicata), y es cultivada, sobre todo, en Europa, Estados Unidos y Asia.

En gastronomía, se emplea para condimentar todo tipo de guisos, así como para aromatizar postres y, sobre todo, para producir licores. Se puede adquirir seca, fresca o en aceite, aunque conviene saber que siempre se encuentra muy concentrada.

En el tema de salud, es utilizada por sus beneficios para el aparato digestivo y para aliviar los dolores menstruales.

 

ANÍS VERDE

Desde la era antigua, esta hierba se ha empleado con fines mágicos, así como por su buen aroma, que proporcionaba un aliento fresco al mascarla. España es uno de los principales productores de esta hierba, ya que le es muy favorable el clima mediterráneo.

Sus propiedades expectorantes, como tónico estomacal y digestivo hacen de ella una de las plantas medicinales más empleadas. Asimismo, tiene la propiedad de regular las funciones menstruales, así como de aliviar la flatulencia. Es de gran utilidad como digestivo. Asimismo, se emplea con frecuencia en la cocina para dar aroma y sabor, sobre todo, a los dulces.

 

ROMERO

El romero es una planta de color verde plateado que ha sido empleada desde la antigüedad con fines curativos del sistema nervioso y que, además, ha sido apreciada a lo largo de la historia por su persistente buen olor, parecido al del limón y al del pino.

Su empleo es muy común para la fabricación de cosméticos, así como para cocinar ensaladas, carnes o caldos. Los expertos aseguran que su aroma tiene la capacidad de reforzar la memoria y de mejorar la circulación. Influye positivamente en los trastornos gastrointestinales, dolencias renales, reuma, gota, agotamiento nervioso y ayuda a fortalecer a los convalecientes.

Por su parte, el vino de romero tiene grandes propiedades terapéuticas y algunas personas aseguran que aumenta la potencia sexual.

 

ALBAHACA

Para su cultivo es necesaria una maceta mediana que se llenará de tierra un poco arenosa. En ella se entierra la semilla a la misma profundidad que su tamaño y se cubre. Es conveniente añadirle media cucharadita de café y dejar que le dé el sol de vez en cuando, regándola con cierta frecuencia.

Esta es una planta muy utilizada en la cocina para condimentar y aromatizar ensaladas, pescados cocidos o asados, o picada en sopas vegetales. Es un remedio eficaz contra el dolor de estómago, la falta de apetito y el estreñimiento.

 

ARTEMISA

Se usa mucho en asados o guisos. Su aroma estimula el apetito y la secreción de los jugos gástricos, por lo que se utiliza para la digestión de los platos más pesados o con mayor cantidad de grasas. Además, es útil contra el mal aliento y las diarreas y ayuda al buen funcionamiento del hígado. También tiene la facultad de provocar y regular la menstruación en caso de periodos irregulares, y fue utilizada para ello por las mujeres de la antigua Grecia, que le atribuyeron también propiedades abortivas.

En general, es una planta que destaca por su acción desinfectante del tracto digestivo y por su efecto antiparasitario, y que también es útil para el tratamiento de trastornos como la anorexia. La artemisa florece en verano. De interés farmacéutico son las hojas y las extremidades floridas, que una vez recolectadas se secan al aire libre.

 

MEJORANA

Se recoge cuando posee un mayor aroma, durante los meses de julio y agosto, para lo cual se corta por encima del segundo nudo y se ata en ramilletes que se ponen a secar al aire y boca abajo.

En la cocina es una especie muy indicada para asados, carnes, sopas y guisos de verduras. Su similitud al orégano hace que sea un buen condimento para la pasta.

Por otra parte, cabe destacar que es muy adecuada para problemas del aparato digestivo, abre el apetito y es indicada contra la anorexia. Se siembra en marzo o abril y no aguanta bien el frío.

 

ORÉGANO

El clima mediterráneo es el más propicio para que se desarrolle esta planta, que únicamente necesita la luz del sol. Se recoge al florecer, cortándolo preferentemente a media altura para que, así, pueda volver a rebrotar. Se seca también en ramillete y boca abajo. Luego, se tritura con un molinillo y se guarda herméticamente.

Tradicionalmente, es el más usado para aderezar pizzas y pastas, aunque también se puede combinar con las patatas guisadas, las carnes a la brasa o las verduras.

Además de estos beneficios, el orégano es muy digestivo y contribuye al buen funcionamiento de la vesícula biliar y el hígado.

 

SALVIA

Esta planta se puede comprar en tiestos o hacer esquejes en primavera y recoger brotes y hojas durante todo el año. Si se quiere guardar seca, ha de recogerse antes de la floración y secarla al aire en un lugar fresco y sombreado.

Sus hojas picadas sirven para condimentar sopas, guisos y verduras. Combina bien con los asados, pescados y quesos blandos.

En cuanto a sus beneficios medicinales, cabe decir que ayuda a que se haga bien la digestión y, tomándola en infusión, es un buen medio para combatir la sudoración excesiva, usándose, además, para enjuagues buco-faringeos. En general, podemos decir que tiene efectos sedantes y desinfectantes.

 

TOMILLO

Es una planta mediterránea que posee unas flores muy vistosas de color rosado. Se puede cultivar en macetas o jardineras y, para recogerla, es necesario que esté en flor, cortándola a dos dedos del suelo. Se ata en ramilletes y se seca boca abajo o tumbada en el suelo, a media sombra.

Su principal cualidad gastronómica es que hace más digestivos y apetitosos los platos grasos. Además, la sopa de tomillo estimula el apetito.

Sirve también para aliviar las alteraciones gástricas o intestinales y forma parte de muchos elixires, jugos y gotas contra la tos.

 

DIENTE DE LEÓN

El diente de león se engloba dentro de las plantas silvestres comestibles y puede tomarse junto a otras verduras en ensaladas, aportándoles un toque amargo muy sabroso. Mezclada con hortalizas como la cebolla, el apio o la zanahoria en forma de caldo aporta propiedades nutritivas y depurativas al organismo. También se toma como sustitutivo del café, cogiendo sus raíces tostadas y molidas. En infusiones contribuye a calmar la ira, la depresión, los celos, la hipersensibilidad y el resentimiento.

Es una de las plantas que más estimula la orina, prueba de ello es que en Cataluña se la conoce como pixallis (mea camas). La raíz es un laxante y tónico amargo, por lo que se utiliza en casos en los que es necesario eliminar líquidos -obesidad- o toxinas en la sangre -colesterol, diabetes-. También es empleado para tratar las piedras en el riñón. Es buena para tratar la hepatitis y la cirrosis, debido a sus propiedades estimulantes de la función hepática y biliar. Es muy eficaz en casos de intoxicaciones, para mejorar la digestión y abrir el apetito, por ello es muy utilizada para tratar el trastorno de anorexia. Es un buen remedio contra la anemia y la ceguera.

En el uso externo, se emplea para eliminar las impurezas de la piel debido a su riqueza en beta-caroteno, que el organismo transforma en vitamina A, gran aliada del cutis.

 

RUDA

Debido a las propiedades digestivas que posee la ruda, consumir infusiones ayuda a solucionar problemas como el estreñimiento o trastornos digestivos en general.

Para aprovechar de mejor manera las infusiones de hoja de ruda se recomienda consumirlas después de las comidas. El té de ruda es muy útil para tratar casos de cólicos o espasmos estomacales, además es muy recomendable de consumir en caso de presentar diarrea, esto es gracias a las propiedades antiespasmódicas que posee la ruda.

Las infusiones de hoja de ruda sirven para aliviar las molestias ocasionadas por la menstruación. Beber infusiones de esta planta reduce los dolores de cabeza, así como también la sensación  de irritabilidad y la hinchazón del vientre. Las infusiones de ruda sirven para tratar casos de amenorrea.

La ruda posee pequeñas propiedades sedantes, debido a esto las infusiones de esta planta pueden resultar muy útiles para tratar pequeños cuadros nerviosos, así como los problemas de ansiedad.

Las infusiones de ruda se preparan hirviendo un litro de agua con unas 10 hojas de esta planta. Luego que hierven se deja reposar por 5 minutos y se cuela.

 

Conservación de las hierbas

Las hierbas se deben guardar en un sitio cálido, seco y sin luz, a poder ser, en frascos de cristal oscuro o cerámica. Etiqueta los recipientes con el nombre de la planta medicinal, la fecha de recolección y su uso. Las propiedades de las hojas y las flores de las plantas medicinales se pierden a partir del año mientras que las raíces y semillas pueden durar 3 años.

 

Supervisión de un experto

El uso de una planta medicinal siempre debe hacerse bajo el asesoramiento de un experto (Farmacéutico/Nutricionista), pues hay especies cuyo abuso puede ser tóxico o tener efectos secundarios o contraindicaciones según la persona.

Las mujeres embarazadas deben cuidarse especialmente de beber cualquier infusión de hierbas, siendo que muy pocas de ellas han sido probadas a fin de declararlas seguras. Antes de tomar una bebida de hierbas, la mujer embarazada debe primero consultar con su médico. De la misma manera, debe restringirse el uso de las mismas bebidas en los niños.

 

Una hervidora para cada infusión

Pocas marcas pueden presumir de tener en el mercado el inmenso abanico de hervidoras de agua de las que dispone SEVERIN. Una hervidora para cada infusión, para cada ocasión, para cada cocina, para cada persona…

Encuentra la tuya en http://www.severin.com/es/Desayuno/Hervidores

>>>

Fuentes

http://plantas.facilisimo.com/reportajes/aromaticas-y-medicinales/plantas-curativas_184429.html

http://www.alimentacion-sana.com.ar/informaciones/novedades/Te%20guia.htm

http://plantas.facilisimo.com/reportajes/aromaticas-y-medicinales/diente-de-leon_184437.html

http://www.plantasparacurar.com/te-de-ruda/