29/03/2012

Dulce Semana Santa

¿Cornetas? ¿procesiones? ¿relax? ¿ocio? La llegada de la Semana Santa supone días de espiritualidad para unos y de descanso para otros.

La disfrutes como la disfrutes, estos días suelen ser de encuentro con las tradiciones gastronómicas más arraigadas. Una ocasión única de saborear los platos típicos de Pascua en cada rincón de España, rodeado de los tuyos.

En SEVERIN también queremos acompañarte durante estas fiestas… ¿Quieres aprender a preparar torrijas, pestiños o buñuelos? Toma nota, ¡te explicamos cómo!

TORRIJAS

Para 4 personas:

1 barra de pan

1 litro de leche

1 rama de canela o canela en polvo

1 corteza de limón

2 huevos para rebozar

2 chupitos de brandy

Azúcar (4 cucharadas para regar y dos para rebozar)

Pon a cocer la leche con la canela y la corteza de limón durante unos 5 o 10 minutos. Añade un chupito de brandy, 4 cucharadas de azúcar y disuelve bien. Recuerda que el pan admite bastante dulce. Corta la barra de pan en rodajas de 2 a 4 cm de grosor y colócalas ordenadas en una fuente un poco honda. Cuando la leche esté templada, cubre con ella las rebanadas hasta que se empapen bien y absorban la mayoría de líquido. Después, con mucho cuidado, hay que rebozarlas en huevo y freírlas en aceite bastante caliente. ¡Cuidado al darles las vuelta! Sácalas cuando estén doradas y escúrrelas sobre papel de cocina. Antes de servirlas, puedes espolvorearlas con una mezcla de azúcar, canela en polvo o almíbar… ¡Al gusto!

PESTIÑOS

Para preparar unos 50/70 pestiños, necesitarás:

250 ml de vino fino de Montilla

125 ml de aceite de oliva

50 g de ajonjolí tostado

½ kg de harina de fuerza

3 clavos

1 cáscara de naranja

1 cucharada de canela molida

½ cucharadita de sal

Aceite de oliva para freir

Azúcar y canela para rebozar

Lo primero será calentar la sartén con aceite, freír la cáscara de naranja y deja atemperar un poco. Muele bien el ajonjolí tostado y los tres clavos para después mezclarlos con harina y sal. Una vez tengas la mezcla, echa aceite y vino para amasar bien, añadiendo harina en busca de una masa suelta y que facilite el trabajo. Con esa masa, da forma a los pestiños con un rodillo y calienta una sartén con abundante aceite de oliva. Es importante que la masa sea relativamente fina, ya que al freírla, engordará un poco. Retíralos cuando estén dorados, escúrrelos en papel de cocina y rebózalos en azúcar y canela… ¡Sólo queda disfrutarlos!

BUÑUELOS

Necesitarás, para 6/8 personas:

125 g de harina

¼ l de agua

30 g de mantequilla

40 g de azúcar

4 huevos

1 cucharada de azúcar

Piel rallada de medio limón

Un poquito de sal

Aceite de oliva

Azúcar para espolvorear

Pon en un cazo el agua, la mantequilla, el azúcar, la ralladura de limón y el pellizco de sal. Cuando empiece a hervir, vierte la harina de una vez y sin retirar del fuego, mueve con una cuchara de madera hasta que la masa se desprenda de las paredes del cazo. Retira entonces del fuego y deja que la masa se entibie, para entonces, incorporar los huevos uno a uno. ¡Cuidado! Hasta que el huevo no se hayan integrado en la masa, no eches el siguiente. Una vez hecha la masa, déjala reposar una o dos horas, para que adquiera consistencia. Una vez reposada, pon una sartén con abundante aceite a fuego suave y ve depositando cucharadas de masa poco a poco. Echa un par primero y observa cómo se inflan. Una vez alcancen el punto de dorado que gustes, puedes comenzar a freír tus buñuelos poco a poco. Retíralos poco a poco sobre papel de cocina y espolvorea azúcar sobre ellos… Entonces llegará la parte que más nos gusta: ¡Probarlos!

Fuentes:

Hola.com

Euroresidentes.com

Recetas de Mamá

Gastronomía y cia.

Imágenes:

Nosesimeexplico.com

Trasobares.com

Recetas gratis