27/09/2018

Oktoberfest: la gran fiesta de Alemania ya está aquí

Ya tenemos aquí una de las mejores festividades que ha exportado Alemania al mundo: el Oktoberfest.

Y no, el Oktoberfest no es sólo comer salchichas, beber muchas cerveza y vestirnos con el traje tradicional bávaro (esto es sólo para los más atrevidos), aunque es cierto que es una gran parte del evento.

A continuación vamos a hablar de unos cuantos datos curiosos que te permitirán saber más acerca de este evento, y hará que quedes como el erudito de tu grupo de amigos cuando estés en la mesa sentado con ellos.

1) Origen del Oktoberfest

Sabemos que el Oktoberfest comienza en septiembre pero su nombre, irremediablemente, nos evoca al mes de octubre pero, ¿esto a qué se debe?

Pues bien, el origen de esta fiesta fue con motivo de la boda entre Luis I de Baviera con Teresa de Sajonia el 12 de octubre de 1810. Para esta boda crearon un evento gigantesco con su correspondiente fiesta y, debido al éxito que tuvo esto, decidieron celebrarla cada año.

Pero, debido a las condiciones meteorológicas de Múnich, los organizadores decidieron adelantar a fechas más próximas al verano y poder celebrar las fiestas con un clima mucho más cálido

2) No se sirve cualquier cerveza

Durante la celebración del Oktoberfest no se sirve cualquier cerveza en las carpas de Múnich es más, no se sirve cerveza como tal, sino que se sirve una variación llamada “ Oktoberfestbier”

Esta cerveza especial se sirve en las 13 carpas gigantescas que hay en Múnich, y son fabricadas solamente en 6 fábricas de cerveza ubicadas precisamente allí, en Múnich.

3) Las tradicionales jarras

Ahora mismo todos tenemos en la cabeza las típicas imágenes de nuestra cabeza a la gente celebrando el Oktoberfest bebiendo cerveza en jarras de vidrio, pero éstas no se instauraron hasta el año 1892, ya que hasta esa época eran jarras de terracota.

Las MAB (jarras de vidrio) están hechas con un grueso vidrio con hoyuelos y una gran asa, para que así nuestras manos no calienten nuestras cervezas, la jarra junto con la cerveza llegan a pesar más de 2 kg.

Por cierto, si tienes pensado ir al evento en Alemania y quieres sacar alguna jarra para llevártela de recuerdo, cuidado, porque la organización tiene mucha seguridad ocupándose de que nadie se lleve ninguna

4) La cerveza no es lo único

No tenemos que pensar que en el Oktoberfest solamente hay cerveza y comida, ni mucho menos; ya que otra de las partes más importantes del evento tiene que ver con la música, y cada una de las carpas tiene una banda propia que tocan todo los tipos de música existentes.

Pero, si bailar y cantar no es lo que mejor se te da, sin dudas debes de ir a probar la carpa en la que podrás practicar tu puntería con las flechas en el concurso anual de tiro con arco

Oktoberfest-SEVERIN

Lo más tradicional del Oktoberfest: cerveza y comida

5)No puedes empezar a beber cuando quieras

 No debemos pensar que cuando lleguemos al Oktoberfest podremos beber siempre y cuando queramos, por lo menos si llegamos el primer día del festival.

Debemos esperar a que el alcalde de Múnich abra el primer barril y diga las siguientes palabras: “ O zaptf is!”, que significa que el barril ya está abierto

6) ¿Qué comer allí?

Por supuesto que, después de tanto beber, siempre nos va a entrar hambre para poder satisfacernos.

Lo más típico será comernos un Halb Hendl, que es el equivalente a medio pollo, aunque si hablamos de comida típica no podemos dejarnos los Bretzel, pan típico de la zona.

Otro de los paltos más típicos de el Oktoberfest, son las costillas de carne bien hechas, son unos de los grandes manjares que podemos degustar por tierras alemanas durante esta festividad

oktoberfest-costillas

Las costillas son un alimento típico en la fiesta del Oktoberfest

Pero, si nos gustan las cosas dulces no debemos de dejar de probar los Lebkuchenherz, que son corazones de jengibre, y, aunque la mayoría de gente los compra como souvenir, también son comestibles.

7) Vestirte como el traje típico

Por supuesto, los trajes típicos alemanes deben de ser algo obligado si queremos ir al Oktoberfest.

Para los hombres podemos encontrar los Lederhose, que en su origen estaban destinados a aquellas personas que trabajaban en el campo.

Para las mujeres tenemos el Dirndl, que realza la belleza de las mismas.

Y esto es todo lo que os podemos decir acerca del Oktoberfest, sus curiosidades y demás datos. Esperamos que de verdad os hayan sido útiles y los recordéis si tenéis la suerte de ir a Alemania para celebrar esta gran fiesta.