19/06/2019

Cold Brew: la nueva moda de tomar café frío en verano

¿Qué es Cold Brew?

Cold brew es el nombre que recibe el café que ha sido preparado en frío. A diferencia del café tradicional, se elabora mediante una infusión en frío, lo que lo hace ideal para el verano. Para que el café quede con cuerpo y sabor debe dejarse infusionar, como mínimo, doce horas. Mediante esta forma de elaboración de café se conservan mejor los aromas y se obtiene un sabor más suave y con más cuerpo, combinando a la perfección con leche. La principal diferencia entre la receta que os dejamos a continuación o tomar el café tradicional con hielo es que este último el sabor es más amargo y, al final, se queda aguado.

 

Receta para un litro de Cold brew

 

¿Qué necesitas?

  • Molinillo de café
  • Café en grano (100g)
  • Filtro de papel o tela
  • Colador
  • Recipiente de vidrio, mejor si es hermético

 

Elaboración

Molemos el café en el molinillo, se recomienda que este quede grueso. Se debe utilizar 100 gramos por cada litro de café. Por lo tanto, si quieres hacer 2 litros de Cold Brew tendrás que moler 200 gramos de café.

Continuamos mezclando la proporción de café y agua. Removemos para que el agua quede impregnada con el café y salgas más sabrosa la receta.

Tapamos y dejamos en reposo de 12 a 24 horas, ya sea a temperatura ambiente o en el frigorífico.

Transcurrido ese tiempo se filtra el café con la tela o el filtro de papel hasta obtener la mezcla concentrada. Si se hace con tela se puede escurrir y estrujar hasta que haya expulsado todo el líquido, con el filtro de papel el proceso se hace más lento.

Ya solo queda disfrutar del nuevo café del verano. Si quieres, para que esté más a tu gusto, puedes añadir más agua o echarle leche.

un vaso de cafe frio visto desde arriba

Algunos consejos para que el café sea exquisito

  • Usar agua embotella o de baja mineralización. El café es, casi en su totalidad, agua por lo que la calidad del café dependerá mucho de la que se use.

 

  • Usar un buen café en grano de tostado medio, si es para mezclar con leche usar variedades del tipo Kenia o Colombia.

 

  • Moler el café en casa antes de consumir o hacer la receta, de esta forma se conserva el sabor y el aroma puro.