17/06/2020

Los mejores cafés del verano: Dalgona y Frappuccino Frío

 

¿Conoces los mejores cafés para beber fríos más de moda este verano? Si sientes amor incondicional por el café, no pierdas la oportunidad de probar nuevas fórmulas para tomártelo fresquito.

En SEVERIN elegimos dos, sin duda.

blog-cafés del verano severin

El café Dalgona

Seguro que esta cuarentena habéis oído hablar del famoso café Dalgona, y la verdad es que nos tiene enamorados. Su sabor dulce y cremoso lo hace muy especial, además de haberse convertido en todo un reto.

Solo necesitas mucha paciencia y estos cuatro ingredientes:

  1. 1 cucharada de café soluble
  2. 2 cucharadas de azúcar
  3. 2 cucharadas de agua caliente
  4. Media taza de leche

Opcionalmente, te recomendamos añadir hielo picado. ¿Tienes picadora en casa?

Cómo preparar el café Dalgona

  1. Vierte el café, el azúcar y el agua caliente en un bol y bátelo hasta que obtengas una crema espesa.
  2. Al medio vaso de leche, añádele el hielo picado si lo deseas.
  3. Añádele la crema que has elaborado anteriormente hasta llenar el vaso por completo.

Échale una foto y menciónanos en RRSS con el hahstag #SEVERINDalgona.

El Frappuccino

Otro de los cafés helados más famosos que nunca pasa de moda, es el Frappuccino frío. Solo necesitas los siguientes cuatro ingredientes:

  1. Café (espresso)
  2. Leche condensada
  3. Hielo picado
  4. Nata montada

Cómo preparar un buen Frappuccino frío

  1. Elige una cafetera SEVERIN, y prepara tu café espresso.
  2. Añádele leche condensada y remuévelo bien.

No te olvides de utilizar un vaso alto, para poder prepararlo bien.

  1. A continuación, usa la picadora para picar el hielo hasta formar un granizado.
  2. Por último, añádele el hielo, y encima, la nata montada y sirope al gusto.

Échale una foto y menciónanos en RRSS con el hahstag #SEVERINFrappuccino.

En SEVERIN nos gusta vivir el verano, despiertos. Si además del café, añadimos algunos de los ingredientes que nos endulzarán el momento, y lo hacemos frío, combatiremos el calor y la rutina sofocante.